dom

16

oct

2016

Empatiza, conecta, aprende

EMPATIZA: El proceso de Design Thinking comienza con una profunda comprensión de las necesidades de los usuarios implicados en la solución que estemos desarrollando, y también de su entorno. 

Debemos ser capaces de ponernos en la piel de dichas personas para ser capaces de generar soluciones consecuentes con sus realidades.

El objetivo principal de esta primera fase es conectar estrechamente con nuestros clientes objetivo y/o usuarios, recabando toda la información posible a cerca de ellos,  detectando aquellos problemas y/o  necesidades que puedan tener.

No olvides que tu meta es recoger cuanta más información mejor, comprender a tu cliente, saber lo que siente, lo que dice, lo que no dice, sus deseos...TODO.

¿Cómo lo haremos?

 

1º Hay que aprender a mirar el mundo, a nuestro alrededor con otros ojos...con las gafas mágicas del emprendimiento.

A partir de ahora hay que mirar a nuestro alrededor, a nuestros clientes, a los coches, las casas, los niños, el tráfico, los móviles, los animales, el sol, la luna, el aire....todo puede suponer una oportunidad, un problema que resolver, una necesidad que cubrir, podemos mejorar nuestro mundo, todo depende de si estamos atentos, siempre atentos,

 

Observamos; ¿qué cómo y por qué?

El objetivo de esta técnica es aumentar la capacidad de observación e identificar suposiciones que deberán contrastarse con los usuarios. 

En la fase de Empatía, el equipo deberá fotografiar escenas que puedan aportar información de sus clientes, de lo que están haciendo, sintiendo...

Compartirán las fotografías, debiendo describir qué ven, cómo lo hacen, y porqué lo están haciendo en un tablero padlet.

De esta forma se ejercita la observación, pasando de lo concreto a lo emocional, de lo objetivo a lo supuesto, llegando a posibles asunciones que deberán ser contrastadas de forma directa con los usuarios.

Por ejemplo: Parece que en la foto hay una persona realizando una determinada tarea con esfuerzo. ¿Será eso cierto? ¿Puede ser algo clave en el diseño de nuestro producto o servicio?

La entrevista, prepara y pregunta

Lo primero que debes hacer para realizar una entrevista es definir un guión de entrevista sobre el que apoyarse en el desarrollo de la misma. 

La mejor forma de preparar una entrevista es en equipo.

 

Los miembros del equipo podrán hacer una lluvia de ideas sobre cuáles serán las preguntas. Después se agruparán por temas y se eliminarán aquellas que sean redundantes. E igualmente se agregarán las que hayan quedado en el tintero.

Las entrevistas deben ir de lo racional a lo emocional.

Empieza preguntando sobre características demográficas, sobre preguntas concretas acerca de su rutina, o el uso de un producto o un servicio, para terminar con preguntas evocadoras del tipo "¿Si pudieras..., cómo...?" "¿Cómo te imaginas...?", ¿"Qué cosa te facilitaría...."?. Es importante saber que lo mejor de una entrevista es favorecer la espontaneidad, pero es importante poder apoyarse sobre un guión.

Comparte con nosotros tu GUIÓN en el blog del grupo.

 

Después de tener tu guión hay que pasar a la acción: LA ENTREVISTA

El objetivo de la entrevistas es empatizar con el usuario/cliente objetivo. Entender sus motivaciones, emociones y formas de pensar.

Es importante dejar constancia de la entrevista. Generalmente la hacen dos personas del equipo. Una pregunta y la otra toma apuntes. Si no puede ser así, la entrevistadora puede grabarla bajo el consentimiento del usuario entrevistado. Pregunta cosas concretas, pide que te describa experiencias que haya vivido, y profundiza en las respuestas preguntando el porqué. 

Presta atención al lenguaje no verbal y no intentes llenar los silencios, ya que la persona puede estar reflexionando para profundizar en una respuesta.

No sugieras posibles respuestas, ni preguntes cosas que se puedan responder con monosílabos. Pregunta de forma neutral, ya que si demuestras tu opinión sobre algo, el usuario puede entender que hay respuestas correctas e incorrectas.

Si por el contrario necesitas preguntar a mucha gente a la vez, quizás la mejor herramienta es Google Form que te permite generar una encuesta y compartirla a través de correo electrónico, Whatsapp, Facebook, Twitter, o cualquier otra vía o red social a la que pertenezcan tus potenciales clientes potenciales.

Peroooo, cuidado, con este tipo de encuesta se corren algunos riesgos:

  • Pierdes el contacto directo con el cliente y por lo tanto, toda la información de su lenguaje no verbal, sensaciones, espontaneidad.
  • Puede ser que las respuestas no sean del todo fiables al ser una encuesta online.

 

Al terminar, resume la información obtenida y explícanosla a través del medio multimedia que más te guste: Video, Presentación (Prezi, Power Point, Genially), Infografía (Canva, Genially, Pictochart...).

5 comentarios

Páginas Web útiles

Novedades Twitter